Nuevos espacios en la ciudad

Desde el contexto urbano, las Comparsas de Lakitas han sido re-significadas. En la reinterpretación de lo tradicional como lo folklórico, la música de comparsa se ha denominado autóctona o indígena, asumiendo una función de lo “andino” o lo “nortino” en el contexto de actividades y eventos que pertenecen al espacio de la ciudad. Es posible encontrar comparsas participando en ferias, festivales y encuentros costumbristas, presentándose en tambos, peñas y centros comerciales, así también como en nuevas necesidades en que el habitante en la ciudad ha considerado pertinente la presencia de la Comparsa de Lakitas como lo  son los saludos en casas de familias a los nacimientos en el periodo de Pascua de Negros, bautizos, cortes de pelo, saludos de cumpleaños en los cementerios a miembros difuntos de bailes religiosos.

Desde las agrupaciones, es posible ver un proceso de asimilación y adaptación de la música de Comparsa de Lakitas con relación al contexto urbano: se ha reemplazado el material de construcción de las tropas de lakas(de la caña al pvc), se han integrado nuevos ritmos y formas de ejecución en el repertorio, se ejecutan melodías de moda como la cumbia que suena en la radio, se transforman elementos del vestuario y movimientos de los músicos. Lo mencionado pertenece a la construcción de una nueva estética de la práctica musical tradicional a partir de su llegada y presencia actual en las ciudades, insertándose dentro del modelo de  desarrollo contemporáneoi.

i.Músicas y danzas andinas en el contexto urbano-nacional, Miguel Ángel Ibarra 2010.

La música de las comunidades del altiplano y las quebradas de la región de Tarapacá ha sido investigada académicamente y representada por conjuntos artísticos y de proyección folklórica, llegando a ser considera como parte de las expresiones musicales del folklore nacional nortino. Se ha construido una imagen de “lo andino” desde una conceptualización urbana y metropolitana: se habla de música aymara como “nortina”, dejando entrever un enfoque centralista y homogeneizante.

Junto a esto, se ha producido un proceso de migración, adopción y adaptación de las prácticas culturales andinas en la ciudad. Desde fines del siglo XIX, habitantes del altiplano o de ciudades vinculadas a ancestros Aymara, Quechua o Lickan Antai han sido quienes, producto de su migración del campo a la ciudad, han aportando el sonido, forma y pensamiento propio de sus comunidades a través de música, danza, gastronomía, medicina y cosmovisión. Esta entrega ha tenido eco en las ciudades, a través de distintas personas que se han motivado a recibir y difundir una danza o una música originaria, tradicional o autóctona. Hoy son numerosas las agrupaciones que dan vida a un movimiento musical de influencias culturales andinas dentro de contextos urbanos, visible en la existencia de conjuntos artísticos, grupos de proyección, cuerpos de baile y comparsas, los que participan en actividades como tambos, peñas y pasacalles. Cada agrupación genera sus propias adaptaciones y asimilaciones del acervo cultural andino.

Mapa del sitio

Expandir menu | Cerrar

Visítanos en:


Financiado con aportes del 2% del F.N.D.R. de Cultura del Gobierno Regional de Tarapacá


Switch to our mobile site