Festividades tradicionales comunitarias

Las Comparsas de Lakitas son agrupaciones que han pertenecido (en algunos casos por más de cuatro generaciones) a comunidades del interior de las quebradas de la región de Tarapacá. Actualmente, en la mayoría de las agrupaciones musicales de Lakitas que se reúnen en Iquique y Alto Hospicio, existe un grado de identificación con una comunidad-pueblo, producto de la pertenencia de los músicos fundadores y/o sus descendientes a una comunidad determinada del interior Tarapaqueñoi, o por lazos comprometidos entre la comparsa y un pobladoii. Los nombres de las comparsasiii y de algunas melodíasiv aluden a personas, lugares sagrados,  territorios, momentos y espacios puntuales e identificables, generándose un repertorio particularmente significativo para la comunidad. El conocimiento entre comparsa y comunidad posibilita la existencia de un espacio musical tradicionalv.

iLakitas de Jaiña y Lakitas de Cultane, territorios ancestralmente cuna de la práctica en la región de Tarapacá.

iiLakitas Hijos de Huarasiña.

iiiLakitas de Jaiña, Hijos de Huarasiña, Los Karpas de Jaiña, Lakitas de Cultane.

ivAmaneciendo en Macaya”, “El Baión de Jaiña”, “Huayño San Pedro”

vCiclo musical tradicional, Miguel Ángel Ibarra 2010.

En las culturas y sociedades aymara y quechua (llamadas andinas) las expresiones que conocemos como danza y música tienen fines que trascienden lo artístico. Tradicionalmente, se baila o se toca un instrumento musical por compromisos colectivos, para fomentar relaciones sociales, como forma de comunicación con deidades o antepasados y en ciclos agrícolas.

Las comunidades andinas ancestralmente han desarrollado calendarios ceremoniales en torno a sucesos de orden natural y astral, fechas como solsticios, períodos de lluvias, siembras o posiciones de astros son conmemoradas de forma comunitaria y hoy han sido sincretizadas por el calendario santoral de la religión católica impuesta por la colonia española. Cada periodo y celebración del ciclo anual tiene su propia ritualidad y costumbres, incluyendo el uso de distintos objetos, vestuarios, danzas e instrumentos musicales. Muchas de estas celebraciones buscan asegurar la buena realización de un nuevo ciclo agrícola o ganadero. En Junio, a modo de ejemplo, se celebra en distintos puntos del continente el solsticio de invierno, conocido como Machaq Mara (Aymara) o Inti Raymi (Quechua). Otras celebraciones que actualmente se realizan son: Limpia de canales (antes del período de lluvias), Floreo de ganado y Jisk’a Anata.

En las festividades rituales, la práctica musical es realizada como una ofrenda que permite la comunicación directa entre una comunidad y sus respectivas divinidades. Los instrumentos musicales, al igual que las máscaras, vestuarios y otros elementos, reciben significados y cuidados especiales. Estos objetos son fundamentales para el diálogo entre quienes practican una música o una danza y las fuerzas o energías superiores con las cuales se mantiene una relación de reciprocidad, basada en el intercambio de danza y música por protección y ayuda en las labores.

Mapa del sitio

Expandir menu | Cerrar

Visítanos en:


Financiado con aportes del 2% del F.N.D.R. de Cultura del Gobierno Regional de Tarapacá


Switch to our mobile site