El repertorio

A continuación una breve descripción de las formas musicales comúnmente ejecutadas por las Comparsas de Lakitas (se adjunta muestra de audio).

a) Huayño o Trote  (Huayno, Wayno, Wayño)

Es quizás la forma musical danzística andina más ampliamente difundida a través de las ciudades y poblados sur andinos. Es una melodía comúnmente de ritmo binario, instrumental o cantada. Su estructura consta de dos o tres partes, las cuales se reiteran en número par, a modo de “pregunta – respuesta”, incorporando un elemento sonoro que entrelaza las melodías, conocido como repique. Es acompañado por baile de pareja: el paso base de movimiento consiste en un trote o andar ligeramente acelerado (de ahí el nombre alternativo de trote al huayño). Actualmente, el huayño es ampliamente interpretado en contextos rituales y festivos, también se puede escuchar en peñas folklóricas  y tambos.

b)  Diana

Es una melodía de herencia occidental europea (también denominada fanfarria), acogida por las culturas andinas. Su uso abarca festividades tradicionales y patronales. Es una melodía breve, por lo general de pulso acelerado, la cual constituye un llamado de atención frente a un hecho importante dentro del desarrollo de una fiesta: la llegada de un aporte (comida, bebida), el final de un discurso, el comienzo o final de un pasacalle o procesión.

c) Cumbia andina  o Cumbión

La cumbia representa una de las formas musicales más difundida y desarrollada en el continente americano. Producto de migraciones y del auge de la industria fonográfica durante la primera mitad del siglo XX, fue posible conocer la cumbia en espacios distintos al de su origen, más allá de la costa atlántica colombiana. En el contexto del presente trabajo, esta forma representa una fusión cultural entre la sonoridad andina y la cumbia (derivando en el género musical denominado chicha) conocida (principalmente) en las ciudades de Iquique, Arica, Calama y Antofagasta. Su presencia es común en eventos y festividades. .

d) Cueca andina

La cueca, en el contexto de las formas musicales andinas, aparece como una influencia de los “bailes de tierra” desarrollados en la costa pacífico sur, entre Lima y Valparaíso durante los siglos XVIII y XIX. Consiste en una versión local, (“andinizada”) de formas como la zamacueca y la cueca. Se interpreta de manera instrumental, comúnmente en par de cuecas continuadas por un huayño. El baile corresponde a una coreografía de pareja, clasificable dentro de las “danzas de pañuelo”. Se interpreta durante fiestas patronales y celebraciones

e) Taquirari

Forma musical y danzística proveniente de influencias criollas boliviano – orientales (Santa Cruz, Beni, Pando). Su ritmo es binario, pudiendo ser instrumental o cantado. Posee un patrón rítmico estable (tres golpes seguidos) y un repique característico en su melodía. Es interpretado en festividades tradicionales y fiestas patronales, también se ejecuta en peñas y tambos. Ha sido considerado el “baile del amor” pues suele ser, durante la fiesta del carnaval, una danza para la formación de parejas y conocimiento entre personas solteras. En algunas celebraciones de Anata (carnaval), el takirari es bailado durante el miércoles de ceniza o tentación.
f) Marcha

La marcha es una forma musical adoptada de las influencias militares (ejércitos y guerras) en el contexto musical andino. Son utilizadas para acompañar “procesiones solemnes” como entradas y salidas de devotos y promesantes a iglesias.

g) Salto

Esta forma musical danzística adopta su nombre de los movimientos sincronizados (rebotes o saltos) que realizan los danzantes/promesantes dentro de las diabladas, cofradías danzantes originalmente fundadas por mineros Orureños devotos de la Virgen del Socavón. Su uso tradicional es en las fiestas marianas y patronales (Virgen del Carmen de La Tirana, San Lorenzo de Tarapacá, entre otros), aunque también ha sido proyectado en escenarios y espacios artísticos por conjuntos denominados ballet folklóricos (BAFONA, BAFOCHI).

h) Cachimbo

Forma musical instrumental y/o cantada, desarrollada en localidades de la quebrada de Tarapacá y Pica (valles, oasis, ciudad-puerto de Iquique y campamentos mineros). Su desarrollo guarda relación con el auge minero del salitre, incorporando elementos de los bailes de salón del siglo XIX, fusionados con la zamacueca y la cueca. La melodía del cachimbo comúnmente está en tonalidad menor. Ejemplos de esta forma son “Cachimbo de Tarapacá” y “Rosa Colorada”.

i) Cacharpaya

La cacharpaya es un momento dentro de las festividades de carnaval. Corresponde a la finalización o despedida. Sonoramente es un huayño, el cual incluye comúnmente un texto alusivo a la despedida:

“Cuando yo me vaya de tu lado
Sufrirás por mi ausencia
Cuando yo me vaya de tu lado
Sufrirás, llorarás,
Cuando yo me vaya de tu lado”.

Suele ocurrir que durante el desarrollo de la melodía, alusiva a la despedida dentro de la cacharpaya, se forma una rueda de baile. Alrededor de los músicos, hombres y mujeres entrelazados van acompañando con movimientos serpenteantes y formaciones circulares. La cacharpaya acompaña ceremonias como el entierro o despacho del carnaval.

j) De culto cristiano

Son formas musicales religiosas de culto católico adaptadas por las Comparsas de Lakitas y la comunidad, entre las cuales encontramos Alabanzas, Benditos, Adoraciones, Santísimos, en algunos casos cantados por los miembros de la comparsa.

Mapa del sitio

Expandir menu | Cerrar

Visítanos en:


Financiado con aportes del 2% del F.N.D.R. de Cultura del Gobierno Regional de Tarapacá


Switch to our mobile site